Elegir los canales de venta de tu negocio es un paso que exige cuidado. Te contamos a continuación cómo combinando más de uno puedes aumentar tus ventas y salvar a tu negocio, generando más ventas en esta incertidumbre y aislamiento que nos rodea.

Un importante paso para quien quiere vender online es la definición de sus canales de venta. En este momento, se toma la decisión de por dónde los productos serán comercializados.

Esta elección necesita realizarse de forma estratégica, seas una micro empresa o una enorme. Esa decisión nacerá del conocimiento de quien es tu público. Saber quien es tu consumidor, te permitirá orientarte mejor en la decisión de a través de que medios será más eficiente vender tus productos y más fácil que tus clientes los encuentren.

Muchas veces pensamos, de forma simplificada, que el consumidor estará apenas en UNO de los canales que contemplamos. Mientras tanto el comportamiento de nuestros clientes (o potenciales), es más complejo que un camino simple y lineal.

En ese contexto, diversificar los canales de venta del negocio al vender por Internet puede ser una buena estrategia, por eso, vamos a analizar los principales medios de venta online y a continuación, los beneficios de estar en más que apenas uno de ellos.

LOS PRINCIPALES CANALES DE VENTA ONLINE

Como ya mencionamos un canal de ventas es el medio por donde comercializas tus productos. Ellos pueden venderse a través de una tienda física, o a través de una tienda online de e-commerce.

Profundicemos en los principales actores que tenemos en Internet (ya que en estos tiempos de aislamiento la idea de tienda física es algo bastante restrictivo dependiendo del lugar donde te encuentres) y vamos a conocer los pro y contras de cada opción.

TIENDA ONLINE

Al crear una tienda online, tendrás tu propio sitio para exponer tus productos, elegir los medios de pago que aceptarás, así como los envíos y adaptar cada uno de ellos a tus necesidades y la de tus clientes. Colores, forma, logo, módulos, etc todo será tal cual tu lo definas, pudiendo personalizar al máximo tu tienda dejándola tal cual te gusta y es más cercana a lo que sabes, TU público objetivo, gusta.

Tu tienda online podrá ser creada desde  cero con ayuda de un especialista (en BloggerPrise nos dedicamos a ello hace más de 10 años), o a partir de una plataforma de e-commerce que te ofrece soluciones preformateadas, donde no podrás personalizar tanto tu sitio web como si lo desarrollaras con un especialista y quizás tengas menos margen para resolver problemas técnicos que se presenten, porque dependerás del gestor de la plataforma para que los resuelva, (cuando ellos puedan hacerlo).

En la primera opción (desarrollo con especialistas), se podrá elegir medios de pago, envíos, políticas de devoluciones, política de aceptación de pedidos, manejo de quejas, etc. mientras que en la segunda opción, utilizar soluciones pre formateadas, quizás parezca más fácil que en apenas unos clics tu tienda estará en linea “a un bajo costo”, pero las integraciones no suelen ser las más beneficiosas para tu negocio e inclusive muchas veces ni siquiera se te permite utilizar otros medios de pago o envío que no sean los aceptados en la plataforma que estés utilizando, por lo cual quedas bastante restringido a lo que otros decidan, que no siempre será la opción más eficiente para tu negocio.

Vale tener en mente, que sea cual sea la opción que elijas, necesitarás construir tu audiencia progresivamente, por ello será importante considerar estrategias de atracción de visitantes a tu sitio web dentro de tu plan de marketing para la tienda online, esto son campañas publicitarias en redes, .

LOS MARKETPLACE

Un marketplace es una especie de shopping virtual en que varios vendedores pueden exponer sus productos/servicios a millones de clientes que visitan estos sitios web todos los días. Un ejemplo que en Uruguay es difícil obviar, es Mercado Libre, otros ejemplos más populares internacionalmente podrían ser Ebay y Amazon.

A pesar de ser una enorme vitrina para tus productos/servicios y saber que allí confluyen millones de potenciales clientes a diario sin que llevarlos al sitio a ti te cueste un centavo, para ser un vendedor en estos canales es necesario seguir varias reglas específicas, que dependen de cada marketplace. Además, en general son cobradas altas comisiones por cada producto que vendes a través de ellos (en algunos puede alcanzar hasta el 20% del valor de venta del producto), “comiéndose” así parte de tu rentabilidad por cada venta. Además quedas sujeto absolutamente a sus políticas, tanto de pagos como envíos y hay que mencionar la dificultad existente en alcanzar los centros de atención a vendedores de estos servicios, cuando algún problema se presenta.

Otro punto en contra de los marketplace es que en ellos, se te volverá más difícil trabajar tu marca. Esto se debe a que los productos son exhibidos de forma estándar para todos, y tu tienda allí no gana demasiada relevancia, tu producto es apenas uno más en el mar de otros productos similares o complementarios. En ese contexto quien te compra, difícilmente se acuerde de ti por tu nombre o por la marca, porque básicamente lo que los define a la hora de comprar en un marketplace es el tema precio y garantía.

REDES SOCIALES

Las redes sociales en Uruguay tienen más de 2,5 millones de usuarios y más que un medio de entretenimiento, ellas se han vuelto también canales de ventas.

En ese contexto, vender por Instagram o por Facebook puede ser una excelente forma de alcanzar a los clientes que tengan cuenta en estas redes. La facilidad de publicación de fotos y videos, además de los diversos recursos disponibles también cuentan a favor de estos canales, que, de contar con un sitio web del vendedor como respaldo de marca, siempre tendrán una ventaja delante de los demás que apenas publican sus productos allí.

Pero, vale tener en mente que, a pesar de la función para comercio electrónico existir dentro de las redes sociales, este no es el objetivo principal de ellas, por eso, toda la organizació de pagos, entrega y manejo de reclamos, devoluciones, etc, deberá ser realizado por ti, sí o sí.

LOS BENEFICIOS DE COMBINAR MÁS DE UN CANAL DE VENTAS

Como se puede ver, cada uno de los canales de ventas tiene sus puntos positivos y negativos. Por ello, esta elección requiere más cuidado de lo que podría parecer a primera vista. No es apenas “pongo una web así nomás y ya estoy en Internet”, recuerda que tu web, y tus productos, compiten en un mar repleto de otros productos y webs que se ganarán a los clientes a depender de varios factores, uno de ellos, la facilidad en la compra y la confianza que en ellos generes.

Sin embargo, al combinar varios de estos canales, es posible aprovechar los beneficios de cada uno y minimizar las contras de cada uno. Obviamente no es necesarios utilizar los 3 canales sí o sí al mismo tiempo, sobre todo si recién estás empezando. Conforme ya mencionamos, todo dependerá de quién es tu público.

Por eso, la recomendación 100% ineludible es que tengas tu propio sitio web y desde allí, ramifiques a los otros canales de venta ampliando tu base de acción, con un punto de partida firme que es una tienda online, con términos, condiciones, pagos, envíos y demás, que aumente la seguridad del cliente de estar comprando en un establecimiento con respaldo.

Al tener tu propio e-commerce, alojado bajo tu control, te garantizas que uno de tus canales de venta, no dependa de las decisiones de otras empresas, como lo es en un marketplace, una red social, o en un servicio de webs preformateadas para comercio electrónico, que poseen sus propios acuerdos comerciales con medios de pago y servicios de entrega. De esa forma, en caso que exista un cambio brusco en alguna política de uso de estos servicios que no se adecúe a tu negocio, o que aumenten sus comisiones y eso afecte tu rentabilidad, podrás conservar intacto tu sitio web para que los clientes puedan continuar yendo allí a comprar los productos que ofreces.

Y si te estás preguntando lo complejo que sería manejar los pedidos considerando diversas fuentes de los mismos (marketplace, redes, tu propio sitio), no te preocupes porque todo se puede gestionar desde el mismo lugar cuando tienes tu propia web, porque al tenerla, todos los pedidos realizados por fuera, acaban repercutiendo en tu propio e-commerce para que los atiendas de forma organizada.

FINALIZANDO

Elegir por donde venderás tus productos, a pesar de parecer una elección sencilla, exige mucho conocimiento al respecto del propio negocio. Muchas veces los emprendedores toman en cuenta apenas los costos que cada opción tiene, pero es necesario considerar que el gasto en un e-commerce, no es un gasto, sino una inversión que te permitirá estar disponible en línea, para millones de clientes que ya están allí buscando tus productos.

Entonces, si aún no tienes sitio web de e-commerce, ni tienes demasiado desarrolladas tus redes sociales ¿Quieres que te ayudemos con ello? Ponte en contacto con nosotros AQUI que, sin compromiso, podemos realizar un presupuesto considerando tus necesidades!

Hasta la próxima!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.