Inclusive con la pandemia del coronavirus y un escenario económico bastante difícil de prever, el comercio electrónico a nivel de toda América Latina no solo se ha mantenido, sino que en muchos casos ha crecido de forma importante, debido a las restricciones de las personas de salir de casa, y la necesidad de acceder a los productos que necesitan de alguna forma.

LOS CAMBIOS SE VENÍAN, PERO NO LOS ESPERÁBAMOS TAN BRUSCOS

El cambio repentino, y sin aviso, que nos llegó a todos con la pandemia, no solo provocó que los clientes de repente se vieran casi empujados a las compras online, sino que obligó a casi todos los dueños de tiendas físicas a pensar, como evitar perder ventas en caso que aún no estuvieran en Internet con sus productos disponibles a la venta.

El cierre obligatorio en algunos países, voluntario en otros y la reducción drástica en la circulación de personas, motivó una mayor búsqueda online de los productos que habitualmente las personas acostumbraban obtener en una tienda física. Ello provocó que los canales digitales ganaran una importancia aún mayor dentro de la estrategia de crecimiento de las empresas.

De repente miles de comerciantes que hasta ahora no veían la necesidad de hacer sus tiendas online, o tener un sistema al que los clientes pudieran acceder para mantenerse comprando aunque no fueran a la tienda física, generó la creación de muchas nuevas tiendas en línea de diversos rubros.

Y a pesar que este mal momento que la humanidad vive pronto pasará, porque PASARÁ, las personas que aún no estaban acostumbradas a comprar por Internet, habrán “quebrado” esa resistencia que tenían a hacerlo, y, cuanto mejor se comporte su proveedor, en el sentido de hacerle sentir que es mucho mejor pedir el producto en línea, que movilizarse para ir por el, aunque las restricciones de circulación pase, la costumbre de las personas creemos que se mantendrá, en especial en aquellas épocas en donde es más duro salir, temporadas de invierno o lluvias.

Este movimiento de aumento de clientes de canales digitales, es algo que se viene gestando hace años, y muchas empresas tuvieron la pro-acción de garantizarse tener sus tiendas en línea desde antes, lógicamente sin saber que atravesaríamos esta situación, pero ya conscientes de que no podrían quedarse fuera de este canal tan pujante y que básicamente está en la mano de los clientes casi todo el día, a través de sus celulares.

CAMBIO DE COMPORTAMIENTO DEL MERCADO REQUIERE NUEVAS ESTRATEGIAS

Con estos cambios de consumo y comportamiento debemos preguntarnos ¿las empresas están preparadas para invertir en nuevas estrategias digitales?

La verdad es que una empresa que recién hoy esté pensando en su estrategia para “meterse” al mercado digital, está en una posición bastante retrasada del pelotón principal que inició esta tarea por lo menos 3 o 4 años atrás vislumbrando que ese canal sería importante a futuro.

Las empresas que ya contaban con una estrategia digital sólida antes de la pandemia poseen una ventaja delante del grupo anterior, porque ya están con parte del camino hecho.

La estrategia utilizada por las empresas que más crecieron en la última década dentro de los canales digitales, es un concepto llamado “plataformización”. Traducido esto significa que, son negocios que traen integraciones entre empresas y nuevos modelos de negocio y oportunidades en diversos segmentos.

Uber, Facebook, Alibaba, Airbnb son algunos de los ejemplos de empresas que crecieron en una escala absurda con relación a otras, por haber adoptado esta estrategia.

EL VALOR EN EL ECOSISTEMA

Cuando hablamos de un ecosistema de negocios, involucramos el intercambio de servicios, informaciones, productos y valores dentro de una misma plataforma. Clientes, socios, proveedores, reguladores, etc. La plataformización consiste en colocar el enfoque sobre el valor del ecosistema, busca ampliar la integración, organizar los recursos, componer servicios, y estimular la co-creación entre los participantes.

En medio a la pandemia, la digitalización de los minoristas, se vuelve un tema urgente delante de los desafíos que el sector enfrenta. La entrega de experiencia está evolucionando para un ecosistema de canales y socios.

Todo ello exige una infraestructura de tecnología moderna, capaz de permitir una actuación integrada, segura, monitoreada y escalable. Este ambiente de estrategias basadas en plataformas solo es posible gracias a APIs (Application Program Interface). Estas son un grupo de rutinas y estándares que permiten acceder a información de software y volver mucho más fácil la integración entre sistemas diferentes.

Siendo elementos clave para la digitalización de negocios, las APIs son responsables de muchas innovaciones del mercado en los últimos años, como los marketplaces, pagos electrónicos, e integración de negocios.

LLEGÓ LA HORA DE REPENSAR LAS VENTAS FÍSICAS

El cambio en el modelo económico de consumo hizo que los shoppings por ejemplo, también cambiaran sus estrategias. Ellos se han vuelto hoy día, más un centro de experiencias, que un lugar de ventas. Al final, ir al shopping para comprar, ya no es una prioridad para el consumidor.

El modelo online actual obligó a grandes redes de shoppings por toda Latinoamérica a re pensar sus modelos de negocio y explorar nuevos.

Y no solo los dueños de tiendas minoristas y shoppings han tenido que moverse en este sentido. Empresas de abastecimiento de suplementos básicos del hogar, como puede ser el GLP.

La implementación de pagos electrónicos y hasta pagos mediante QR Code, que evitan a las personas el contacto con billetes de dinero, también ha sido algo bien recibido por los clientes.

Estas adecuaciones a los nuevos tiempos, son ejemplos que muestran como la estrategia de las plataformas digitales puede ser aplicada prácticamente en todos los modelos de negocios.

Para competir en la era de las plataformas digitales, es hora de repensar tu modelo de negocios, que no importa de qué rubro sea, debe siempre considerar los nuevos hábitos de consumo de las personas, y la realidad que esas personas están viviendo, y por lo que parece, esos cambios de comportamiento llegaron para quedarse.

Al final de cuentas, todo esto se trata de aquel viejo dicho “reinventarse o morir”, en un mercado que será cada vez más digital, y lógicamente siendo ese el sentido que lleva este camino, en ese canal habrá cada vez más oferta, con la que deberás competir… y cuánto antes te posiciones, tendrás una mayor ventaja.

Si aún no tienes tu tienda virtual, no dejes de consultarnos para elaborar un proyecto que se ajuste a tus necesidades. Así seas una pequeña empresa, en BloggerPrise nos orientamos en atender justamente este tipo de negocios y apoyarlos para su inclusión digital.

Si deseas entrar en contacto directo con nosotros, tienes la posibilidad de hacerlo a través del botón Whatsapp y Messenger al final de la página.

Gracias por visitarnos!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.