8 razones por las que necesitas un BUEN sitio web, aunque lo sigas queriendo dejar para despues


Todos tenemos cosas que tenemos durante mucho tiempo; Las cosas que son manera pasan a su hija, pero si técnicamente aún funcionan, ¿por qué molestar reemplazarlos?

En la escuela secundaria, ye tenía un par de zapatos para mí, que habían sido heredados de mi hermana. A pesar de que los cordones estaban rotos y las suelas estaban finitas que podía sentir cada piedrecilla en la calle, todavía me los ponía día tras día. Eventualmente, me vi obligada a conseguir un nuevo par y tan pronto me los puse, no pude entender por qué me tomó tanto tiempo hacer el cambio de los zapatos más viejos.

Para muchos de nosotros en el mundo del marketing, nuestros sitios web son como ese par de zapatos. A pesar de que nuestros sitios web son anticuados o podrían estar mejor, estamos unidos a ellos tal como están y tendemos a hacernos trampas al solitario de que “así están bien”.

No queremos invertir en un rediseño de sitios web, pero si  enfrentamos que estamos mostrando nuestra empresa en un mundo donde todos tratan de ir con trajes de gala, con un conjunto deportivo algo gastado que nos encanta y hace mucho que lo tenemos… pero que no destacará delante de nuestra competencia.

Un rediseño de sitio web no es poca cosa y equivocados estamos si menospreciamos el trabajo de quien lo hará, diciendo que son minucias, o que eso se hace en un mometo. No es una tarea pequeña, no puede hacerla cualquiera y aunque nos tome un poco de inversión, los dividendos de llegar de gala” al mercado 2.0 valdrán realmente la pena.

“No hay dos primeras impresiones”

Esta máxima de la vida, se aplica también a los sitios web. El cliente de hoy día, lo primero que hace al saber del nombre o el producto de una empresa en algún medio de comunicación, lo “Googlea” ¿Que es esto? Que irá a google para saber de la empresa, buscar datos, fotografías e información. De lo que encuentre allí se basará su primera impresión de nuestra empresa y si la tuya apenas aparece en las páginas amarillas o listados de anuncios gratuitos de Internet… créenos… eso no ayuda en nada a la imagen de marca.

“Yo ya estoy en Facebook!”

Esta es otra de las máximas que muchos clientes nos dicen y nosotros les respondemos “Vaya es genial que así sea, pero no es suficiente en absoluto” ¿Por qué? Porque en tu página de Facebook  para empezar, y como principal contra de solo estar en redes sociales, es que tu jamás serás el dueño de tu base de datos de potenciales clientes que allí tienes.

El propietario es Facebook y jamás te dará los correos electrónicos de las personas que han dado “Me Gusta” en tu página, mucho menos sus teléfonos. Solo los conocerás por su nombre “Social” y solo podrás acceder a ellos cuando Facebook te lo permite a través de su “alcance orgánico”. Con suerte en un 10% del total de fans de tu página (porque ese es el alcance orgánico máximo que Facebook está dando hoy día) estarán viendo lo que has publicado hoy y si quieres que sean más, tendrás que invertir en Facebook para que te permita visibilidad, y a pesar de eso, seguirá no dándote la base de datos de tus propios fans.

¿Que es el alcance orgánico? Es la cantidad de gente que ve tus publicaciones sin que tu le pagues a Facebook para que permita que más personas (que ya son tus fans) vean lo que has publicado. Actualmente Facebook permite que apenas el 10% de tus fans vean en su inicio tus publicaciones y si deseas acceder a mas, deberás pagar por ello (y no es poco dinero el que piden para eso).

Pero si aún luego de todo lo explicado, aún te encuentras en la disyuntiva de porque rediseñar tu sitio web, o decidirte a tener uno de una buena vez, aquí hemos compilado una lista de 8 motivos por los cuales deberías dar el paso HOY.

1 – Crear una mejor experiencia para el usuario

La experiencia del usuario es una nueva disciplina de diseño que se ha vuelto cada vez más crucial en el éxito de un sitio web. Se trata de la experiencia emocional que un visitante tiene cuando navega a través de su sitio web y cómo se alinea con sus intenciones.

Un sitio que es difícil de navegar, que tiene tiempos de carga lenta, o es innecesariamente complejo o aparenta “ser antiguo” deja un mal sabor en la boca de su visitante y así se pueden perder muchos valiosos potenciales clientes. De hecho, el 88% de los consumidores en línea tienen menos probabilidades de regresar a un sitio después de una mala experiencia.

Si su sitio web es culpable de estas malas prácticas de malas experiencias de usuario, debe buscar en un rediseño de sitio web que se centra en la creación de una experiencia más agradable. Para mejorar la experiencia de usuario en su sitio web usted debe:

  • Comprenda el comportamiento de sus usuarios
  • Piense en el objetivo de su sitio web y en la acción que desea que sus visitantes completen
  • Implementar el uso de un software de análisis de experiencia de usuarios, para mejorar continuamente su sitio.

2. Su sitio web no funciona bien, no se adapta a todos los dispositivos, es difícil de usar

¿Alguna vez has estado en un sitio que era casi imposible de usar? Usted (y los clientes) esperan cuando visitan cualquier sitio en la web, que se cargue solo, rápido, sin enlaces rotos, sin imágenes que no cargan, sin errores de código, sin ofertas obsoletas. También esperas que si accedes desde otro dispositivo que no sea un ordenador, puedas verla de forma adecuada y sin problemas… pero eso muchas veces NO sucede y es una verdadera molestia para el visitante.

No sólo es frustrante, sino que hace menos probable que un visitante que llega a “conocerte” quiera conocerte, que pueda sentir que tu empresa se toma enserio su imagen, y probablemente considere otras opciones antes que volver a tí.

Puede ser que tu sitio no esté “roto” pero las áreas de su sitio puede ser anticuadas y en necesidad de un arreglo. Por ejemplo, tal vez no se ha optimizado para los navegadores más recientes o tiene vínculos a páginas antiguas (links caídos) que ya no existen y que nunca fueron correctamente redireccionadas. Estas cuestiones pueden parecer pequeñas, pero desempeñan un papel significativo en la eficacia general de su sitio web.

Despreciar esto durante demasiado tiempo puede tener un impacto significativo en su tráfico y los esfuerzos de posicionamiento.

3. Su sitio web actual no es amigable a móviles

Esto debe ser una obviedad. Viviendo en la cultura de múltiples pantallas de hoy en día, es necesario que su sitio web satisfaga este comportamiento. Simple y sencillo, si su sitio web no está optimizado para móviles, lo más probable es que se pierda valiosos clientes potenciales e incluso clientes que están buscando lo que usted vende.

Un estudio publicado por Salesforce encontró que “el 83% de los usuarios de dispositivos móviles dicen que una experiencia perfecta en todos los dispositivos es muy importante”. La gente quiere poder obtener la información cuando y donde la necesite y si su sitio web no puede entregarla en todos los dispositivos, ellos acabarán buscando en otra parte.

4. Necesita volver a alinear su sitio web con sus metas de marketing

A medida que su empresa crece y evoluciona, no es raro que sus objetivos de ventas y marketing también evolucionen. Mantener su sitio web alineado con esos objetivos puede ser una tarea difícil, pero es una pieza esencial del éxito del marketing digital.

Intente revisar su sitio trimestralmente para asegurarse de que realmente está trabajando hacia sus objetivos específicos (es decir, aumento del tráfico, clientes potenciales, etc.). Si no es así, es hora de hacer algunas actualizaciones.

5. Usted desea optimizar la experiencia de compra en su sitio web

Su sitio web es un jugador clave de su equipo de ventas. Trabaja las veinticuatro horas para crear una impresión positiva para los visitantes y ofrecer a las perspectivas actuales la información vital que necesitan. Es por eso que es importante adaptar su sitio web a la experiencia de comprador específico de una persona.

Una experiencia de usuario bien pensada toma en cuenta la “navegación” de su comprador en el sitio y los mantendrá en movimiento a través de su embudo de ventas.

6. Tu marca está desfasada

Al igual que sus objetivos de marketing, la marca de su empresa debe ser coherente con su sitio web. Si ha experimentado recientemente un cambio de marca, en el logo e inclusive en su propio negocio, desee actualizar su sitio para reflejar estos cambios.

Al actualizar su sitio tenga en cuenta que un cambio de marca no es sólo acerca de su logotipo o colores, sino que también incluye el contenido y la forma de comunicarse con el público en su sitio. No querrás que la gente aterrice en una página y piense que no parece ni suena como si estuviera visitando tu empresa.

7. Ha caducado las herramientas de terceros en su sitio

La mayoría de los sitios web de hoy cuentan con herramientas de terceros que nos dan la posibilidad de agregar nueva funcionalidad a nuestros sitios. Integración con redes sociales, entre otras herramientas disponibles para e-commerce, fuentes tipográficas especiales, ventanas emergentes, etc.

Mientras que estas herramientas agregan valor al sitio, con el tiempo pueden llegar a ser anticuadas para los estándares de hoy y terminan haciendo más daño que ayuda.

Sugerimos hacerte estas preguntas para determinar si es hora de una actualización:

  • ¿Cómo funcionan estas herramientas de terceros?
  • ¿Están disminuyendo la velocidad de su sitio?
  • ¿Hay versiones nuevas y mejoradas disponibles?

8. Desea convertir más clientes potenciales

Tal vez la apariencia de su sitio web está bien, pero su sitio web sigue sin convertir a los clientes que llegan y que son potenciales, en clientes efectivos Si este es el caso, considera revisar sus páginas de destino y llamadas a la acción, o caminos de conversión en general, para ver dónde se está quedando corto. Tal vez sus páginas de destino sean demasiado complicadas. El lenguaje utilizado en sus CTAs no está claro, o la gente simplemente no puede encontrar el camino cuando lo necesitan.

De cualquier manera, usted debe tratar de hacer los cambios necesarios para atraer a los clientes más profundamente en el embudo de ventas y conducirlos a concretar la operación y eso es, hacer las cosas lo más sencillas y llamativas posible.

Conclusión

Un sitio web bien diseñado es una de las herramientas de marketing más eficaces que tiene a su disposición. Aproveche al máximo la información manteniéndola actualizada y fácil de usar. Si puede relacionarse con algunos de estos puntos podría ser el momento de invertir en un rediseño de sitios web y en BloggerPrise trabajamos no solo para grandes empresas, sino que nuestro mayor gusto es ayudar a PYMES a destacarse con una buena presencia en Internet y asimismo, brindarles las herramientas para acceder al mercado de ventas e-commerce, con soluciones a medida.

No dejes de ponerte en contacto con nosotros, porque siempre tendremos un proyecto ajustado a tus necesidades y sobre todo accesible.